No me caí, aprendi

Este es el extracto de la entrada.

Anuncios

No me caí, aprendí.

Mírame, detente un momento,
mira la fuerza que ahora cargo,
la pasión que ahora siento,
tu desamor no me amargó.

Te sorprendes al ver cómo renací,
como de la sombra emergí,
como con dolor aprendí y crecí,
ahora soy otra puesto que sobreviví.

¿Sigues pensando que yo era la débil?
que me quedaría posada en indiferencia,
que no podría superar de amor la carencia,
que acabarías con mi esencia.

Te equivocaste demasiado conmigo,
pues me presentaste a la soledad,
y con ella justo hice una amistad,
que me ayudó a quererme un poco más.

No necesito ya de lo que no me das,
pues no era amor lo que dabas,
era pasatiempo alimentando un anhelo,
y con caricias dejabas tu ego satisfecho.

No, no me ahogaste en el vacío,
me hiciste saber lo que yo valía,
ya no vagaré buscando en tu manos,
lo que mi ser entendió ya no necesitaría.

Dejaste a una sumisa,
y nació una guerrera,
creíste estaría acabada,
sin saber que caer era
lo que necesitaba

Créeme tu creíste que caería,
ahora me gusta tu cara sorprendida,
pues ya ves no eras tan necesario,
y ahora eres solo uno más en mi diario.

Las letras de mi alma.

21557881_1508946069193942_6742551921310979280_n

4 respuestas a “No me caí, aprendi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s