Mírala y disfrútala volar

Caminaba sin rumbo fijo
con las alas sobre su espalda
ella sabía que debía extenderlas
y surcar nuevos horizontes.

Ella sabía que le debía a la vida,
que el miedo la había doblegado
que por dentro se había rebelado
ahora solo necesitaba creerlo.

Caminaba examinando su camino,
queriendo descifrar un destino,
llego a aguas turbias y nadó,
seguía latiendo y eso la ayudó.

Palpitaba noche tras noche,
sonreía ante sus decisiones,
sabía que podía equivocarse
pero quería arriesgarse.

Nadie es perfecto se decía,
mientras disfrutaba y reía,
sabía que podía perdonarse,
y cayendo aprendería a levantarse.

Ella amo, odio, lloro, y se reprimió,
conocía cada sensación,
perdió el miedo a el que dirán,
¡Mírala! ya vuela y jamás la pararán.

Las letras de mi alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s