A mis cuarenta

A mis cuarenta

Hoy mis versos son para mi,

para honrar mis logros y mis fracasos

para contar los pasos que he dado

y los hoyos en los que di un mal paso,

Hoy mis letras son en mi honor,

a nombre de mis arrugas,

de esas canas que hoy se asoman,

y de estrías, monumento de mi maternidad.

Hoy al ver el pasar de cuatro décadas,

sigo de pie, de frente y con sueños,

con mi mirada cansada pero aun iluminada,

y con ojeras que hundieron mi mirada.

Hoy al pasar de tantos daños,

de promesas rotas, y alas surcidas,

Maquillando y pintando los años,

con esos kilos de mas y penas de menos.

Aprendiendo que la soledad no es tan mala,

y que a veces eso significa libertad,

con historias de amor que escribir,

y deseos de proyectos por cumplir.

A la mitad quizás de mi vida,

he amado, he reido, he cantado,

he llorado, me he caido y levantado,

he escrito, me he reinventado.

Hoy solo puedo decir ¡gracias!

por que sin todo lo pasado,

no sería hoy quien soy,

y no tendría claro hacia donde voy.

La felicidad es mía, y la tomó a tragos

con derecho a días tristes y malos,

pero con la decisión de cansarme,

y tomarme el tiempo para levantarme.

Las Letras de mi alma

Anuncios

Hay historias

https://youtu.be/Mn3JsdLSs2k

Hay historias

Hay historias que aun no se han contado, pero que empezaron hace tiempo con una mirada, paseos que no se han realizado, pero que siento que los hemos dado, con solo vernos aunque nunca nos hemos tocado.

Hay madrugadas que no hemos visto juntos llegar, pero por separado las hemos agonizado igual, por no estar acostados a la par, pues nos han encontrado versando suspiros, y nos hemos declarado el amor, aunque no lo hemos dicho.

Hay historias que ni sentidas por los protagonistas se han escrito, historias que quizás no se cuenten nunca, que jamás tomemos la fuerza para declararla, y nos quedemos solamente, recitándolas con amor, en la voz de nuestra mente, mientras nuestros gestos muestran equilibrio entre la cordialidad de saludos, miradas y sonrisas.

Hay momentos en el dia que queremos decirlo, pero la conciencia nos arrebata el impulso, y nos aconseja volver a la prudencia, hay preguntas que quizás jamás se contesten, y quizás sea lo mejor, por que es mejor tenerte a medias y a toda hora, que saberte completamente perdido.

Hay historias que no necesitan ser escritas, para conocerlas, y mucho menos vivirlas, para sentirlas muy dentro, hay historias que empezaron sin darnos cuenta, y otras que nunca nuestros miedos dejaron que se escribieran.

Hay historias que se escriben en capítulos, y ponen punto final al pasar la pagina y se olvidan, pero hay otras que nos rehusamos a darle un final, es por eso que ni siquiera empiezan, por que eso significaría verlas algún día terminar.

Y estamos nosotros, en una historia sin principio y sin final, donde la ausencia de todo menos amor, no la hace arrancar, pero que en definitiva, tampoco contaremos, tampoco escribiremos pero entre almas definitivamente la viviremos.

Las letras de mi alma

Antójate de mi

Antójate de mi

Antójate de mi

de mi piel acercándome

de mis manos provocandote

y mis labios besandote

Antójate de mi

mientras te pierdes en mis suspiros

mientras te nombro con mis latidos

mientras te alocan mis gemidos

Antójate de mi

mientras tu piel se estremece,

mientras tus vellos se erizan,

mientras tu cordura es amordazada

Alocate conmigo

y sofocate en el infierno

que traigo en medio de mis piernas

y disfrútame entre tus perversiones

Antójate de mi

mientras cierras los ojos

y me extasío bebiendo tu libido

y enterrándome tu deseo

Y no me importa si habrá mañana

Que importa si el amor no llama,

solo quiero darte lo que tu pasión clama.

Las letras de mi alma

Otoño eternizado

Otoño eternizado 🍂

He visto como el otoño ha caído,

llevándose mis primaveras.

He visto como mis sueños se han ido,

despues que de mi vida desaparecieras.

He quedado muda ante la ausencia,

la risa se volvió un sonido perdido,

mi piel se quedo fría sin tu presencia,

y deambula con un corazón desprendido

He visto como cae las hojas de mi vida,

como el alma se me escapa por suspiros,

como la vida me revuelca dejándome destruida,

¡Cansada pero viva! por que lo dicen mi latidos.

He sangrado internamente por perderte,

por construir un mundo de ilusiones,

por entregarme toda, con tal de retenerte.

Arraigada a un sueño sin mas pretensiones.

Seguramente habrán más razones,

seguramente me encontraré otros amores,

seguramente habrán más pasiones,

pero no borraran de mis labios tus sabores.

El otoño eternizado me deja flagelada,

sentir que solo me quedo con tu recuerdo,

será algo que llevaré en mi piel tatuada,

con mi corazón y mente en desacuerdo.

Perderte a ti, ha sido realmente entender

Que no basta con que uno ame solamente,

Que aunque uno quiera, no puede pretender,

estar con quien no sabe lo que es ¡eternamente!

Las letras de mi alma.

Polvo de estrellas

Me eclipsé con tu mirada,

desataste un nuevo día inesperado,

y a mis insomnios les diste una razón.

Estaba acostumbrada a lluvias de lagrimas,

y las cambiaste por lluvias de estrellas,

creando un nuevo mundo con tus labios,

regalándome noches eternas con tu cruce,

¡Cual eclipse de sonrisas y sentimientos!,

fuiste por momentos un paseo entre galaxias,

y por otros, hoyos negros y nebulosas,

pero siempre, un espectáculo para mi soledad.

Como dos polvos de estrellas,

siendo parte cada uno de un asteroide,

chocamos a una velocidad de la Luz,

cuando andábamos en la misma órbita,

fuimos un fatídico desastre de nuestro pasado,

en ese instante te llevaste parte de mi esencia y yo me quede con algo de tu presencia,

hoy solo me queda buscarte en el cielo,

hoy solo me queda el recuerdo,

en ese mundo que ahora vive en mi,

que en la lejanía cada noche velo,

disfrutando de aquel brillante encuentro.

Las letras de mi alma

Eras una trampa

Eras una trampa para mi

Expones mis temores,

cuando te tengo de frente,

y soy un enjambre de errores,

al querer no ser tan evidente.

Nadie es lo que uno quiere,

y no soy la excepción a eso,

y no se trata de ser adepto,

es entender, quien se quiere.

A veces ni saltando al olvido,

logro dejar atrás tu recuerdo,

Ni lavándome con otros labios

quito el sabor de tus besos.

Y seguiré en esas noches,

donde la ropa y las diferencias,

van bajo la cama sin resistencias,

perdiendo la cordura sin reproches.

Eras esa trampa hecha a mi medida,

violaste los sueños de mi alma impoluta,

mientras me atrapa tu perversidad astuta,

volviéndote la peor necesidad de mi vida.

Eras bello oasis de seducción,

coherencia de cada pacto de amor,

café, que reconcilia mi mente y el dolor

mi estancia de calma y mi perdición.

Las Letras de mi alma

Te amaba

Te amaba con demencia y a la vez con lucidez,

despedazando mi alma en cada noche de insomnio,

maldiciendo cada aurora que me traía tu aliento,

Implorando al sol que no me dejara sola con la luna,

La misma que mil veces me vio ahogarme en ti, hasta dormir.

Te amaba con esa inocencia que solo un niño entiende,

mientras mi nostalgia se prendía de lo que dejaste en mi,

me acariciaba recorriendo las huellas que me tatuaste,

reviviendo cada segundo que en tus brazos me alojaste.

Te adoraba con rabia, con cruel apatía,

Con un mal sabor que mi alma descomponía

Desatando la ira que como peste a mi paso dejaba,

mientras con mis letras tu recuerdo me atragantaba.

Y la cama y mi almohada te detestaban,

pues desde tu partida mi rabia conocían,

las horas muertas ya no revivían mi vida,

pues avanzaban pero yo con ellas moría.

En el silencio mi cuerpo abandonaba,

para ir a buscar las ganas que por ti guardaba,

pero no estaban donde las había dejado,

hasta tu olor, el olvido poco a poco se lo llevaba.

𝓛𝓪𝓼 𝓵𝓮𝓽𝓻𝓪𝓼 𝓭𝓮 𝓶𝓲 𝓪𝓵𝓶𝓪

© Derechos Reservados

Muerta viviente

Micro cuento

Muerta viviente

Los problemas económicos la asediaban, la mantenían humillada, sublevada ante la presión de quien carcomía su alma y bajaba su autoestima, pero un día, golpeada en el piso, casi al punto de morir, pensó… ¿estoy viva aún? Y sacó las fuerzas que aun tenía, tomo sus hijos y salió.

Él aún se pregunta ¿donde esta? y ella ahora despide libertad, lucha día a día por maquillar las cicatrices visibles y con las invisibles, bueno… con esas vivirá solo para recordarle, que alguna vez tuvo alas embarradas de miedo, pero hoy con nuevas alas, tiene un cielo sin limites.

𝓛𝓪𝓼 𝓵𝓮𝓽𝓻𝓪𝓼 𝓭𝓮 𝓶𝓲 𝓪𝓵𝓶𝓪

© Derechos Reservados

Eres tú

Eres el amante que cae con la noche a mi alcoba, vistiéndote de rocío, ese que se siente pero no se ve, que me trae la calma de cada segundo y la inquietud a mi alma por horas, el secreto que se esconde tras la divina magia del impúdico brebaje que me atraganta en casa sorbo de tu recuerdo, el mismo que me lleva a navegar en la inmensidad de una noche de la que no quiero que acabe, pero lo hace, acaba, la magia se extingue, el sol sale, y desapareces entre la neblina que se disipa ante la luz que te esconde de mi.

Las Letras de mi alma